Jun 102016
 

Industria 4.0: Llega la cuarta revolución industrial

Imagen correspondiente a la inauguración de la V Escola d'Estiu Jordi Comas. (FOTO: FOEG).

Imagen correspondiente a la inauguración de la V Escola d’Estiu Jordi Comas, cuyo tema central ha sido la Industria 4.0. (FOTO: FOEG)

La cuarta revolución industrial, más conocida como Industria 4.0 o Industria Inteligente, ha centrado la V Escola d’Estiu Jordi Comas, que convoca un año más la escuela de negocios de la Federación de Organizaciones Empresariales de Girona (FOEG) con la colaboración de EADA. Bajo el lema ‘El nou repte: la industria 4.0”, se han organizado unas jornadas de dos días que tienen como objetivo acercar a empresarios de diferentes sectores los beneficios que pueden obtener –tanto a nivel de reducción de costes de fabricación como de optimización de procesos y de atención al cliente– si se suben al tren de la innovación industrial.

Industria 4.0: Eficiencia y eficacia

En concreto, este nuevo concepto de la Industria 4.0 hace referencia a la posibilidad de analizar y gestionar en tiempo real toda la información relacionada con el proceso de desarrollo y fabricación de un producto. De esta manera, las empresas tienen mayor capacidad para llegar al mercado de una forma más rápida y eficaz, mejorando el servicio que ofrecen a sus clientes sin que ello repercuta en sobrecostes por planificación de producción o fabricación.

Así lo destacó en la inauguración de las jornadas la consellera de Presidencia y portavoz del gobierno de Catalunya, Neus Munté, para quien “la industria 4.0 está transformando muchos sectores y procesos productivos”. Y añadió: “Debemos subirnos al tren de esta nueva industria inteligente, que es la que nos conducirá al liderazgo de una nueva revolución industrial”.

En la misma línea, Ernest Plana, presidente de FOEG, insistió en la necesidad de las empresas de adaptarse a las nuevas tecnologías y al mundo de Internet para ser más competitivas y generar riqueza. Aunque aún queda mucho por conseguir, Plana puso en valor la figura de muchos empresarios “que hacen un esfuerzo constante por innovar y crear riqueza”.

Una oportunidad para las empresas

Por su parte, el director general de EADA, Miquel Espinosa, coincide con todas estas reflexiones planteadas en la V Escola d’Estiu Jordi Comas. Al igual que Plana, destaca el buen trabajo hecho por muchos empresarios del país: “La crisis de los últimos años ha destruido capacidad productiva y ocupación y ha incrementado las desigualdades sociales. Pero, al mismo tiempo, ha hecho más fuertes a nuestras empresas y las ha forzado a buscar nuevos mercados. Y esto ha sido así debido a la excelencia en muchos sectores de nuestra economía y de nuestro tejido empresarial”.

Para el director general de EADA, Miquel espinosa, el gran reto actual pasa por formar a los directivos en las nuevas habilidades digitales necesarias para competir en un mercado global.

Para el director general de EADA, Miquel espinosa, el gran reto actual pasa por formar a los directivos en las nuevas habilidades digitales necesarias para competir en un mercado global.

En cuanto a las TIC como motor de crecimiento y de competitividad, Espinosa considera que “la tecnología debe ser un elemento central en la estrategia de cualquier organización”. En su opinión, “no se trata de pensar cómo utilizar la tecnología en la producción, en la supply chain o en marketing, sino de repensar, de hacer un reset, en todas estas áreas y tener presente cómo la tecnología determina nuestra estrategia desde su transversalidad en toda la organización”.

Eso sí, el director general de EADA advierte que “cuando hablamos del Internet of Things, de robótica de consumo o de Big Data debemos tener en cuenta el rol de las personas ante este nuevo contexto, sobre todo sus problemas de asimilación y de desarrollo de las habilidades digitales”. Haciendo alusión al estudio sobre habilidades digitales realizado por la comunidad de Business & Technology de EADA, Espinosa recuerda que “todavía hay un alto porcentaje de directivos que se consideran digitalmente competentes únicamente porque utilizan apps o conocen bien las funcionalidades de un móvil”. En cambio, “las competencias en TIC va mucho más allá y requiere una formación adecuada para responder eficaz y eficientemente a las nuevas demandas del mercado global”.

Deja un comentario

/* ]]> */