Oct 302015
 

Miquel Sacristán: “La financiación alternativa ha llegado para quedarse”

Miquel Sacristán, director de la Red de Business Angels del Col·legi d'Economistes de Catalunya, hablará en Be Finance Day de las nuevas alternativas financieras a las que pueden acceder las empresas.

Miquel Sacristán, director de la Red de Business Angels del Col·legi d’Economistes de Catalunya, hablará en Be Finance Day de las nuevas alternativas financieras a las que pueden acceder las empresas.

Be Finance Day abordará las nuevas fuentes de financiación alternativas a las que tienen acceso actualmente tanto pymes como startups y cooperativas. Lejos de la dependencia bancaria que venían sufriendo desde hacía años, ahora todas ellas tienen a su alcance nuevas opciones de financiación para llevar a cabo sus objetivos estratégicos y sus planes de expansión. Un buen ejemplo es la opción de la financiación privada en forma de capital o deuda, el crowdfunding, crowdlending o los inversores privados –como es el caso de los business angels–. Acerca de todo ello hablamos con Miquel Sacristán, director de la Red de Business Angels del Col·legi d’Economistes de Catalunya –Economistes BAN–, que participará en Be Finance Day con la ponencia Las nuevas fuentes de financiación alternativas.

Debido a las múltiples opciones de financiación que tienen las empresas actualmente, ¿pueden renunciar a las fuentes tradicionales?
No hay que pretender sustituir la financiación bancaria, sino complementarla y aprovechar las oportunidades de las nuevas alternativas para mejorar la estrategia de financiación global de la pyme. En función de las características de cada empresa, de su estructura financiera, de las necesidades de financiación y de la tipología de sus clientes podremos optar por unas combinaciones u otras.

¿Estaríamos hablando de productos financieros tanto públicos como privados?
Hay alternativas públicas, pero en Be Finance Day nos centraremos especialmente en las privadas. Entre las públicas tenemos buenas opciones en préstamos accionistas para la capitalización empresarial, para emprendedores, los destinados a la economía social y cooperativa y el PYMES10 con aval incluido. Entre los privados destacaríamos las opciones del crowdfunding, de los inversores privados y otras alternativas vía préstamos o descuentos de derechos de cobro.

De todas las fuentes a las que usted se referirá, ¿cuáles cree que son las más accesibles para las empresas?
Existen varias opciones de líneas y productos públicos, a través del ICF y ICO muy interesantes. También están haciendo un gran avance las plataformas de crowdfunding y crowdlending, aparte de todas aquellas opciones relacionadas con la financiación de facturas, incorporando inversores privados al proceso de financiación. Son alternativas que, como mínimo, debemos conocer y para proyectos nuevos es, en muchos casos, la única opción.

Cada vez se habla más de crowdfunding. ¿Cree que es un concepto sobrevalorado?
Se habla cada vez más de esta fórmula porque es una opción nueva, desconocida, que está iniciando sus pasos y que debemos dejar que vaya evolucionando, como lo ha hecho en otros países, como por ejemplo Reino Unido. En Europa la financiación alternativa crece a ritmos del 144% (2014 vs 2013) y en el Reino Unido representa casi el 80% del mercado europeo.

¿Qué hay que hacer para atraer a inversores privados o business angels?
Facilitarles buenos proyectos, formarlos en habilidades para valorar las start-ups y rentabilizar sus inversiones, facilitar la coinversión y mejorar la fiscalidad de aquellos que invierten y apuestan por el emprendimiento. Al fin y al cabo, esto es innovación, algo que deberíamos apoyar todavía más.

La crisis ha evidenciado que las empresas estaban muy endeudadas, sin financiación diversificada y concentrada en el corto plazo, todo lo hemos financiado con pólizas de crédito

Sacristán considera que las nuevas opciones financieras facilitan la diversificación y la incorporación de inversores a la capitalización de los nuevos proyectos empresariales desde su inicio.

Sacristán considera que las nuevas opciones financieras facilitan la diversificación y la incorporación de inversores a la capitalización de los nuevos proyectos empresariales desde su inicio.

Algunos expertos consideran que la bancarización de nuestra economía es la gran asignatura pendiente. ¿Cuáles cree usted que han sido las consecuencias de esta excesiva bancarización?
Teníamos y tenemos empresas poco capitalizadas y por eso la dependencia de la banca es muy elevada. La crisis ha evidenciado que las empresas estaban muy endeudadas, sin financiación diversificada y concentrada en el corto plazo, todo lo hemos financiado con pólizas de crédito. Es el conjunto el que ha debilitado la economía. Las nuevas alternativas siempre son buenas, facilitan la diversificación y la incorporación de inversores a la capitalización de los nuevos proyectos empresariales desde su inicio.

¿En qué sentido la búsqueda de esta financiación alternativa pone en evidencia el fracaso del modelo capitalista actual y plantea la necesidad de apostar por una economía ética?
Yo no lo enfocaría así, son opciones que aquí no se conocían, han ido evolucionando y evolucionarán todavía más en los próximos años. Opciones como el crowdfunding de donación y de recompensa, el crowdlending y todo el entorno del cooperativismo han permitido que proyectos de la economía social y ética hayan podido financiarse o apoyarse en aportaciones de particulares, lo que supone un gran impulso a la economía ética y a las otras opciones de financiación.

¿Se atreve a hacer una previsión a corto y medio plazo?
La financiación alternativa ha llegado para quedarse. Pienso que crecerá a buen ritmo. Además, la nueva ley aprobada sobre crowdfunding regulará y ordenará el sector y dará confianza a este nuevo entorno inversor que posibilitará la financiación para impulsar nuevos proyectos empresariales.

Deja un comentario

/* ]]> */