Sep 182014
 

El capitán del R.C. Polo de Barcelona cursa un Executive MBA en EADA para ampliar sus conocimientos en management

Àlex Fàbregas es Supply Chain Manager & Customer Service en Laboratorios Grífols S.A.

Àlex Fàbregas es Supply Chain Manager & Customer Service en Laboratorios Grífols S.A.

Àlex Fàbregas, capitán del R.C. Polo de Barcelona, ha decidido a sus 33 años colgar el stick de hockey para siempre. No ha sido una decisión fácil, sobre todo por el vínculo que le une al club, a sus compañeros y, cómo no, al hockey, una de sus grandes pasiones. De hecho, el capitán del Polo cuenta con una trayectoria deportiva llena de éxitos y de momentos memorables: quince temporadas, cinco ligas, cuatro Copas del Rey y una Copa de Europa.

Tras varios años compitiendo al máximo nivel, Fàbregas se replanteó abandonar definitivamente el deporte de élite hace dos años, justo después de los Juegos Olímpicos de Londres, “porque cada vez se me hacía más duro ir a entrenar y atender los compromisos internacionales del club pero también porque me quería centrar en mi carrera profesional y en el Executive MBA que estoy haciendo en EADA”, explica.

Del campo de juego al campo empresarial

Imagen de Àlex como capitán del R.C. Polo de Barcelona

Imagen de Àlex como capitán del R.C. Polo de Barcelona

Y es que desde finales de 2012 el capitán del Polo ha compaginado el hockey con el trabajo de Supply Chain Manager & Customer Service en Laboratorios Grífols S.A., una de las divisiones de Grífols que fabrica sérums y otros medicamentos inyectables que se venden principalmente en los hospitales españoles. En su opinión, debido a la crisis y a que los precios de venta están regulados por el estado, “este departamento es clave para mejorar los márgenes de los productos ya que si no podemos incrementar los precios tenemos que reducir los costes”.

En concreto, su trabajo en Grífols S.A. abarca diferentes ámbitos de la cadena de suministro: “Todo lo relacionado con los proveedores de la empresa y las compras, la selección de proveedores, su homologación, los volúmenes de compras de materia prima, forecasts anuales basados en previsiones de fabricación, fijación de precios, rappels, etc. También la gestión de los almacenes de la compañía, el control del stock, su rotación e inventarios”.

Por otra parte, en cuanto a su implicación en el área de Customer Service, Fàbregas explica que es la persona de contacto con varios clientes americanos, quien les gestiona todas las comandas, planificación de fabricación y provisión y expedición de los productos.

En todo este tiempo ha tenido la oportunidad de trasladar al mundo empresarial la disciplina y las dotes de liderazgo que puso en práctica en el terreno de juego. “Tanto en un ámbito como en otro, un líder debe ser creíble ante los demás y, para ello, tiene que ser el primero en dar ejemplo y saber imponer disciplina en los momentos necesarios”, apunta.

Según Àlex Fàbregas, una estrategia bien definida en el terreno deportivo te hace ganar partidos y títulos, y en el ámbito de la empresa es clave para que la organización funcione o, por el contrario, quiebre

A esto, añade dos aspectos más. Por una parte, “la capacidad de resolver conflictos, que se consigue en muchas ocasiones definiendo los roles de cada uno y delimitando bien sus responsabilidades, eso sí, dando siempre un cierto margen para la creatividad individual”. Por otra, la visión estratégica: “Una estrategia bien definida en el terreno deportivo te hace ganar partidos y títulos y, en el ámbito de la empresa es clave para que la organización funcione o, por el contrario, quiebre”.

Management y marketing

Fàbregas inició el Executive MBA de EADA en 2013 y lo finalizará el próximo enero de 2015.

Fàbregas inició el Executive MBA de EADA en 2013 y lo finalizará el próximo enero de 2015.

Pero otra razón de peso para abandonar el hockey fue su motivación por adquirir más conocimientos en management y marketing. Por este motivo, y tras hacer varios cursos en EADA sobre gestión de compras y negociación comercial avanzada, en octubre de 2013 siguió confiando en EADA para realizar un Executive MBA que finalizará el próximo mes de enero de 2015. “Personal y profesionalmente era el momento para hacerlo, pues siempre he tenido en mente continuar con mi formación y por los compromisos con la selección nunca he podido lograrlo”, asegura.

Escogió este programa “por la visión global que ofrece en todos los ámbitos de la empresa y porque siempre he querido emprender mi propio negocio”. Pero, también, “por las clases y la metodología basada en el learning by doing, pues me parece muy interesante la perspectiva que aporta el profesor a partir de su experiencia en ese campo así como el estudio de casos reales, que hace que las clases sean muy amenas y enriquecedoras”, afirma.

Fàbregas ha optado por el Executive MBA de EADA por la visión global que ofrece de todos los ámbitos de la empresa y por la metodología de las clases basada en el learning by doing

De hecho, este primer año de master ya le ha permitido aplicar muchos conocimientos en su puesto de trabajo en Laboratorios Grífols S.A.: “Los números me los miro de otra manera, sobre todo cuando tenemos las reuniones de presentación de resultados mensuales. También he aprendido a reorganizar mejor mis tareas, y en esto me han sido de gran utilidad los módulos sobre habilidades directivas que hice en el campus de Collbató. Y, además, me ha proporcionado unos fundamentos en temas de estrategia, finanzas y operaciones, lo que me ha permitido hacer aportaciones con más valor añadido”.

Entre los retos que tiene a corto plazo, Fàbregas destaca “acabar el Executive MBA de EADA el próximo enero, consolidarse y progresar dentro de la empresa sin descartar otras alternativas que puedan surgir y la inminente paternidad”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: