Jul 052016
 

Blended Learning: La empresa pide un plus de formación

Los estudios semipresenciales facilitan a la organización el desarrollo competencial de sus ejecutivos.

Los estudios semipresenciales facilitan a la organización el desarrollo competencial de sus ejecutivos.

Se estima que un tercio de las empresas de Estados Unidos formaron en 2015 a sus empleados y ejecutivos mediante los llamados estudios combinados o B-Learning (blended learning) que comparten clases virtuales y prácticas presenciales. ¿Y aquí? “En España las empresas empiezan a pedir esta modalidad y es lógico, porque en un contexto donde buena parte de las relaciones empresariales se realizan en red y a través de la red, los procesos de aprendizaje sustentados en campus virtuales promueven el desarrollo de habilidades o competencias que resultan fundamentales en el mundo de los negocios”, explica Ramon Noguera, decano académico de EADA Business School.

Lo que muchas veces se puede escapar cuando pensamos en ello es que la metodología que sustenta esta formación, además de ser más flexible, también es formativa per se, y muy especialmente en el desarrollo de competencias. “En este sentido, podríamos decir que el perfil competencial del alumno se ve modelado por el sistema que ha empleado para seguir sus estudios y que, en cualquier caso, la complementariedad de metodologías – caso de la formación semipresencial – puede enriquecer el perfil del estudiante y, entrando en detalle, aumentar la potencialidad de los graduados en ADE”, apunta Àngels Fitó, directora de estudios de Economía y Empresa de la UOC.

Acuerdo entre la UOC y EADA

En algunas empresas nacionales ya aplican el sistema desde hace tiempo. Es el caso de MC Mutual. “Hace 12 años que empezamos con este modelo y nos ha supuesto una solución porque somos una empresa con mucha dispersión geográfica. Empezamos a trabajar con la UOC y los contenidos y enfoques los tratamos conjuntamente. Ya hemos formado por este sistema a más de 100 personas con muy buenos resultados”, explica Olga Rodríguez, directora de desarrollo de Recursos Humanos de la compañía.

Ante la incipiente – y creciente – demanda empresarial, la UOC y EADA Business School han sellado recientemente un acuerdo para ofrecer, conjuntamente, cuatro master sobre formación ejecutiva que se iniciarán en el próximo mes de octubre. “Fundamentalmente se dirigen a personas que han llegado a una dirección funcional y necesitan un refuerzo en su formación. Estas personas tienen dos semanas presenciales muy intensivas en el curso que dura un año. Lo que hacemos, en definitiva, es un trabajo muy orientado a los resultados, porque priorizamos absolutamente que el contenido de la enseñanza sea muy práctico”, comenta Ramon Noguera.

Los cuatro Executive masters que ofrecen conjuntamente la UOC y EADA se dirigen a personas que han llegado a una dirección funcional y necesitan un refuerzo en su formación

Ventajas para las empresas

La UOC y EADA ofrecen conjuntamente cuatro masters ejecutivos relacionados con Dirección de Operaciones, Logística y SCM, Dirección Financiera, Dirección de Recursos Humanos y Dirección de Marketing.

La UOC y EADA ofrecen conjuntamente cuatro masters ejecutivos en Dirección de Operaciones, Logística y SCM, Dirección Financiera, Dirección de Recursos Humanos y Dirección de Marketing.

¿Cuáles son las ventajas más destacables para la empresa? “En términos de retorno de inversión supone una reducción de costes y de tiempo (desplazamientos), una mayor retención de conocimientos porque el proceso es más reflexivo, en un contexto en el que el estudiante decide qué, cómo y cuándo aprende. Y, además, está demostrado que con una formación híbrida, el perfil competencial es más rico”, añade Àngels Fitó. “Nosotros optamos por un formato mixto. La parte de conocimiento de gestión la hacemos más online, porque desarrolla competencias diferentes que se complementan con las que ya tienen. Es idóneo para perfiles directivos que van a afrontar el trabajo en la red o empleados con alto potencial de crecimiento”, apunta Olga Rodríguez. Y prosigue. ” En nuestro caso, hemos ido aplicando, además, casos transversales sobre la situación real de la empresa, que han servido de mucha ayuda a quienes han seguido los cursos”. Afirma, también, que el sistema es bueno para que los directivos sean más flexibles, estén más preparados para los cambios y sean más abiertos de mente para afrontar casos que resultan impredecibles.

Esta metodología de aprendizaje permite a los directivos ser más flexibles, que estén más preparados para los cambios y sean más abiertos de mente para afrontar cualquier reto

Por último, Ramon Noguera apunta lo importante que resulta este tipo de formación combinada para mantener un seguimiento correcto de ” una realidad empresarial que casi siempre va por delante nuestro. En Estados Unidos su implantación es muy importante y menos en Europa”. Con todo, desde su punto de vista, el mercado que hay para este tipo de formación híbrida hoy por hoy es gigantesco. Habla de España y Latinoamérica…

Artículo publicado en ‘La Vanguardia’ el 3 de julio de 2016.

Deja un comentario