Feb 102016
 

El Yunus Social Business Centre de Barcelona favorecerá la creación de empresas sociales entre los jóvenes emprendedores

Muhammad Yunus asistió a la presentación que se hizo en el Palau de la Música del Social Business Yunus Centre de Barcelona.

Muhammad Yunus asistió a la presentación que se hizo en el Palau de la Música del Social Business Yunus Centre de Barcelona.

El Premio Nobel de la Paz en 2006, Muhammad Yunus, ha dado el visto bueno a la creación del próximo Yunus Social Business Centre de Barcelona, un centro que fomentará la creación de empresas sociales –negocios creados para el beneficio social en lugar de producir ganancias privadas– y que estará conectado con los otros 17 centros existentes en todo el mundo.

El nuevo centro nace con un doble objetivo. Por una parte, crear un espacio de investigación y generación de conocimiento en torno al emprendimiento social y a la economía social. Por otro lado, evaluar las acciones desarrolladas en el marco de la Social Business City de Barcelona, una iniciativa promovida también por Muhammad Yunus e impulsada por la consultora Tandem Social, cuyo objetivo es reducir el paro juvenil en la ciudad de Barcelona mediante la promoción y el apoyo del emprendimiento social entre jóvenes. Esta es una lacra social que afecta a un 35% de los jóvenes barceloneses de entre 16 y 24 años. Lo que pretende Yunus es constituir una red de ciudades sociales en todo el mundo que puedan intercambiar conocimiento y experiencias.

La Social Business City de Barcelona, además de evaluar las acciones del Yunus Social Business Centre de Barcelona, impulsará acciones de emprendimiento social para reducir el paro en la ciudad

A diferencia de los otros centros repartidos por todo el mundo, el Yunus Social Business Centre de Barcelona será el primero promovido y cogestionado por un grupo de universidades y escuelas de negocios, entre las que se encuentra EADA. Todas estas instituciones ratifican una vez más su compromiso con el emprendimiento social, acercando a los estudiantes –tanto de grados universitarios como de programas master y postgrados– esta vía alternativa de hacer negocios, enfocada en la transformación de las necesidades sociales.

Red internacional de empresas sociales

Este ambicioso proyecto se presentó hace unas semanas en el marco incomparable del Palau de la Música Catalana, donde se dieron a conocer varios proyectos de emprendimiento social en Barcelona y se debatió acerca de la empresa social como motor de la transformación social. El evento contó con la presencia de Lamiya Morshed, directora ejecutiva del Yunus Centre de Dhaka, quien explicó que “todos los centros que se han ido creando en los últimos años han mantenido el espíritu del primero que constituyó el Premio Nobel en Dhaka (Bangladesh), es decir, dar respuesta a aquellos problemas que no tienen solución desde la óptica capitalista”. Aparte, incidió en la necesaria conexión entre todos estos centros implantados en diferentes países del mundo para avanzar conjuntamente en el fomento de las empresas sociales y, en concreto, concienciar a los jóvenes emprendedores de que existe una alternativa al emprendimiento tradicional”.

Uno de los principales retos de los Yunus Centres es concienciar a los jóvenes emprendedores de que los negocios sociales son la mejor alternativa al modelo empresarial tradicional

El evento también contó con la intervención de Lamiya Morshed, directora ejecutiva del Yunus Centre.

El evento también contó con la intervención de Lamiya Morshed, directora ejecutiva del Yunus Centre.

Morshed hizo hincapié en el impacto social que han tenido las numerosas iniciativas llevadas a cabo en todos estos centros. Por ejemplo, dijo, el programa de nuevos emprendedores del Yunus Social Business Centre de Dhaka, que en los últimos tres años ha permitido a más de 300 emprendedores obtener financiación para crear su empresa. Otro ejemplo muy ilustrativo es el éxito de convocatoria que tienen las jornadas de empresas sociales, que reúne a organizaciones de todo el mundo y permite analizar con datos reales qué acciones sociales están implantando –en 2015, estas jornadas reunieron a 1.800 personas de 30 países–. A esto cabría añadir la Cumbre Mundial de Empresas Sociales, la mayor plataforma internacional de negocios sociales donde coinciden agentes sociales, económicos y políticos –la última fue el año pasado en Berlín donde asistieron más de 1.000 participantes de más de 70 países–.

El testimonio de Muhammad Yunus

Pero, sin duda, la intervención más esperada fue la del propio Muhammad Yunus, quien se autodefinió como “un solucionador de problema sociales”. El Premio Nobel explicó los motivos que le llevaron a fundar en 1993 el banco Grameen de Dhaka, más conocido popularmente como el banco de los pobres: “Me di cuenta que las entidades bancarias únicamente financiaban proyectos de emprendimiento a personas con posibilidades económicas. En cambio, la prioridad eran los pobres a quienes, a pesar de tener ideas de negocio muy buenas, se les denegaban los créditos. Incluso hablé con varios directores de entidades financieras pidiéndoles que ayudaran a estas personas, pero fue totalmente inútil porque el sistema capitalista no está pensado para los pobres”.

Muhammad Yunus creó en 1993 el banco Grameen de Dhaka, más conocido como el banco de los pobres

Muhammad Yunus se reunió con los representantes de las universidades y escuelas de negocios que cogestionarán el centro, entre las que está EADA.

Muhammad Yunus se reunió con los representantes de las universidades y escuelas de negocios que cogestionarán el centro, entre las que está EADA.

Fue así como Yunus empezó a prestar dinero a aquellos que querían emprender un negocio. “Ya me lo devolveréis cuando podáis”, les decía. Al haber cada vez más personas interesadas, pensó en fundar un banco que concediera préstamos sin intereses y que financiara proyectos sociales que solucionasen tres grandes problemas: la pobreza, el paro –pues la elevada tasa de desempleo dificulta el emprendimiento– y la preservación del medio ambiente –“el incremento de las emisiones en COpone en peligro el planeta” –. Hoy en día el banco Grameen se localiza en el mismo edificio donde se ubica el Social Business Yunus Centre de Dhaka.

Yunus financia proyectos sociales enfocados en la pobreza, el paro y las emisiones de CO2

Yunus también apeló a la responsabilidad que tenemos todos para cambiar el mundo. Hizo hincapié, especialmente, en los jóvenes, “los cuales están demasiado entretenidos en las nuevas tecnologías sin pensar en la utilidad que pueden tener para impulsar acciones sociales”. También afirmó que “estamos muy preocupados en buscar trabajo y muy poco en crear empresas sociales, lo que ayudaría a dar trabajo a muchas personas sin recursos”. Ahora es el momento, dijo, de crear este tipo de empresas, “y yo seré vuestro principal accionista”.

Deja un comentario