Jul 072015
 

Liderazgo y motivación: ¿Cómo implicar al equipo en las decisiones estratégicas de la empresa?

El Dr. Rubén Llop es profesor del Estrategia y Dirección de Personas de EADA.

El Dr. Rubén Llop es profesor del Estrategia y Dirección de Personas de EADA.

¿Hay que acudir al trabajo motivados desde casa? Lo ideal es que fuera así porque tanto trabajadores como empresa saldrían ganando. En cambio la realidad es otra ya que todavía hay un elevado número de personas que van desmotivadas a su puesto de trabajo. Las razones pueden ser desde las posibles discrepancias con el “jefe” hasta la inestabilidad económica actual o el desempeño de tareas que no les satisfacen. ¿De quién es la responsabilidad de que haya un significativo colectivo de personas desmotivadas? Según el Dr. Rubén Llop, profesor del Departamento de Estrategia y Dirección de Personas de EADA, del director general de la compañía: “Su responsabilidad ya no como jefe sino como líder es construir un ambiente laboral en el que la gente  pueda dar lo mejor de sí en el menor margen de horas posible para conciliar vida profesional y familiar”.

Para ello, el primer paso que recomienda Llop es plantear a esas personas desmotivadas la siguiente pregunta: “Tú que conoces muy bien esta área o tienes una experiencia complementaria que te permite tener una visión crítica, ¿te gustaría contribuir a hacer una mejora sustancial de este aspecto concreto e implicarte más en los proyectos de la empresa aportando tu punto de vista?”. En su opinión, “este liderazgo que busca la proactividad del equipo difiere completamente de la opción de exigir una tarea concreta sin valorar si les motiva o no”. Los resultados también difieren: “Cuando el director te invita a participar en los proyectos de la empresa tu implicación y compromiso es mayor. Por el contrario, hacer algo por obligación conlleva a la desmotivación y, en consecuencia, a una mínima implicación y compromiso con la empresa”.

Una de las principales tareas del líder de una organización es construir un ambiente laboral en el que la gente pueda dar lo mejor de sí en el menor margen de horas posible para conciliar vida profesional y familiar

Autoliderazgo: Liderazgo personal

Llop plantea un liderazgo que favorezca la participación de cualquier persona de la empresa en las decisiones estratégicas.

Llop plantea un liderazgo que fomente la participación de cualquier persona de la empresa en las decisiones estratégicas.

Este es el liderazgo que defiende Llop para hacer frente al actual entorno cambiante y competitivo: “Las compañías necesitan gente comprometida, capaces de adaptarse a los nuevos cambios pero también de explorar nuevas habilidades y competencias en las que pueden destacar”. Es lo que define como autoliderazgo y tiene que ver con el crecimiento personal y profesional en la empresa, “pues uno sale de su zona de confort y explora nuevas áreas que le permiten crecer en la empresa y le mantienen activo y motivado”. De ahí que haga la siguiente recomendación: “Léete bien, busca nuevos enfoques, nuevos aprendizajes, analiza nuevas capacidades y habilidades con las que además te sientas mejor”.

El líder debe ayudar a su equipo a salir de su zona de confort y explorar nuevas competencias y habilidades en las que pueden destacar

Según Llop, esta es la actitud que debemos tener en cualquier época pero sobre todo en contextos de incertidumbre como el de ahora: “Estamos en entornos que cambian constantemente y que exigen buscar nuevas alternativas de supervivencia. Tenemos que aceptar esa incertidumbre y pensar qué podemos hacer ante esa situación. Para ello, es importante que nos centremos en nuestras propias capacidades y explorar otras nuevas”.

Además, asegura el profesor de EADA, “en contextos como este se dan las mejores condiciones para cambiar las culturas y los procesos en las organizaciones, tanto a nivel estructural como a nivel individual”. Por este motivo, añade, “es más necesario que nunca contar con líderes que sepan gestionar este cambio permitiendo al equipo contribuir con sus opiniones y acciones a la mejora de la organización”.

 

En el siguiente vídeo el profesor de EADA Rubén Llop comparte con nosotros sus opiniones sobre cómo motivar al equipo a partir de un liderazgo que favorezca la proactividad y el crecimiento profesional:

 

  2 Responses to “Liderazgo y motivación: Mandar no es motivar

  1. Ser líderes no es lo mismo que ser jefes. El jefe no ayuda a la motivación y mucho menos a lograr la mejor productividad. En el contexto actual se necesitan líderes capaces de sacar lo mejor de su equipo para qué todo funcione perfectamente.

  2. Muy buen concepto sobre liderazgo y motivacion, ya que ambos contribuyen al clima laboral de la empresa y cuando los colaboradores están felices la producción y eficacia siempre sera mayor.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: