Jun 042014
 

V Diagnóstico Financiero de la Empresa Española:
Las empresas prevén mantener o aumentar su facturación en 2014

Imagen de la rueda de prensa de esta mañana en la sede de CEPYME, donde se ha presentado el 'V Diagnóstico Financiero de la Empresa Española'.

Imagen de la rueda de prensa de esta mañana en la sede de CEPYME donde se ha presentado el ‘V Diagnóstico Financiero de la Empresa Española’.

La salida de la crisis empieza a vislumbrarse. Un día después de que el Gobierno anunciara el descenso del número de desempleados este mayo en 111.916 personas menos –el mayor descenso en este mes desde 1996–, EADA y CEPYME han presentado la quinta edición del ‘Diagnóstico Financiero de la Empresa Española’ que arroja también datos positivos.

El estudio, realizado a partir de una encuesta a los responsables financieros de más de 800 empresas españolas de diferentes tamaños y sectores, constata el aumento de la rentabilidad de las empresas con beneficios, el descenso de la morosidad por segundo año consecutivo y, sobre todo, el aumento de la actividad a comienzos de 2014 –las empresas que prevén facturar más este año son casi el doble de las que creen que perderán ventas–.

El informe constata el aumento de la rentabilidad de las empresas con beneficios, el descenso de la morosidad por segundo año consecutivo y el aumento de la actividad en el primer trimestre de este año

En la presentación del informe celebrada esta mañana en la sede de CEPYME en Madrid, Rafael Sambola, director y profesor del master en Dirección Financiera de EADA, se ha mostrado cauto y no ha querido hablar de recuperación económica pero sí de “un claro cambio de tendencia como se observa, entre otros indicadores, en los perfiles de las curvas de evolución de facturación y rentabilidad de las empresas en beneficio”.

Según el estudio, hay un 84% más de empresas que creen que incrementarán sus ventas con respecto a las que consideran que bajarán

A esto cabe añadir el hecho de que este 2014 ha arrancado con más fuerza pues, según el estudio, hay un 84% más de empresas que creen que incrementarán sus ventas con respecto a las que creen que bajarán. A pesar de ello, las empresas se muestran también cautas a la hora de aumentar plantillas o de realizar nuevas inversiones. De hecho, sólo el 15% tiene previsto incorporar nuevo personal, mientras que un 49% no incorporará a nadie aunque se produzcan bajas.

Principales adversidades de las empresas

Pero el ‘V Diagnóstico Financiero de la Empresa Española’ también arroja algunos datos negativos. Por ejemplo, durante 2013 las empresas facturaron un 4% menos y sólo un 52% consiguieron tener beneficios operativos.

Además, esta mañana el profesor Sambola ha planteado dos debilidades más. Por un lado, el aún reducido porcentaje de ventas en el exterior con respecto a la facturación total. En concreto, el porcentaje de ventas al exterior de las empresas exportadoras supuso el 39% de su facturación total, lo que para el profesor de EADA evidencia “unos niveles de internacionalización claramente bajos, especialmente en un mercado interior que lleva años deprimido”.

El profesor de EADA, Rafael Sambola (izquierda), al lado del presidente de CEPYME, Jesús Terciado.

El profesor de EADA, Rafael Sambola (izquierda), al lado del presidente de CEPYME, Jesús Terciado.

Por otro, el grave problema de la financiación, pues los bancos han endurecido las condiciones para conceder créditos a las empresas, además de aumentarles las comisiones y los tipos de interés, “algo especialmente marcado en las pymes, como lo evidencia, por ejemplo, el incremento de las comisiones bancarias, con un porcentaje en torno al 80% en las pymes y del 50% en las grandes compañías”.

Para el profesor Rafael Sambola, las dos principales debilidades de las empresas actualmente son, por un lado, el reducido porcentaje de ventas en el exterior con respecto a la facturación total y, por otro, las restricciones crediticias, con comisiones y tipos de interés muy elevados

En este contexto, Jesús Terciado, presidente de CEPYME, ha insistido en “la necesidad de rebajar cuanto antes el esfuerzo fiscal que se exige a los pequeños y medianos empresarios, además de abrir las vías de acceso al crédito y de mejorar en la lucha contra la morosidad para asegurar la viabilidad y continuidad de muchos negocios”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: