May 082014
 

Aline Masuda, EADA

Aline Masuda, EADA

Hace ahora siete años que llevo investigando la relación entre vida familiar y vida laboral, pero no fue hasta hace unos pocos años que empecé a experimentar personalmente las ventajas de tener que gestionar responsabilidades tanto laborales como familiares.

Los académicos explican que el enriquecimiento laboral/ familiar ocurre cuando las experiencias que uno vive en el ámbito familiar mejoran la calidad de su trabajo. Unos colegas y yo misma publicamos un artículo en el Journal of Business Psychology que revisa 25 estudios empíricos sobre las consecuencias del enriquecimiento laboral/ familiar para los empleados en su lugar de trabajo. Llegamos a la conclusión de que los empleados que experimentan enriquecimiento laboral/ familiar están más satisfechos y se sienten más comprometidos con el trabajo. También se sienten más satisfechos con su vida familiar, y afirman tener un mejor estado de salud física y mental. Otros estudios también han demostrado que el enriquecimiento laboral/ familiar está relacionado con el rendimiento de los empleados.

¿Qué supone el enriquecimiento laboral/ familiar?

Los investigadores afirman que es posible “transferir” conocimientos, emociones y valores del rol familiar al rol laboral, y del rol laboral al rol familiar. Hace unos años me convertí en madre. Si bien como tantas madres trabajadoras experimenté las dificultades de conciliar la vida laboral con la vida familiar, también experimenté el lado positivo de tener un bebé. Soy más feliz porque tengo una hija. Esto hace que, en el trabajo, sea una empleada más satisfecha y comprometida. Tener un bebé también me dio la oportunidad de perfeccionar algunas habilidades importantes que me ayudan a afrontar mejor los retos laborales.

Pero, ¿sólo se puede experimentar enriquecimiento entre vida laboral y vida familiar?

¡Claro que no! También ocurre enriquecimiento cuando uno se beneficia por participar en diferentes roles en su vida privada. Por ejemplo, puedes adquirir importantes habilidades de trabajo en equipo si practicas deportes de equipo. Esta habilidad te ayudará a ser un mejor jugador de equipo en el trabajo. También puedes adquirir habilidades creativas si te gusta bailar, leer o viajar… unas habilidades que puedes usar en el trabajo. Por ello, empresas como Google tienen en cuenta las aficiones de los candidatos en distintos ámbitos a la hora de tomar decisiones de contratación.

Pero es bueno saber, especialmente hoy que es el día de la madre en España, que las madres que experimentan el enriquecimiento laboral/familiar se sienten comprometidas, satisfechas, y tienen un buen rendimiento en el trabajo.

  One Response to “Por qué tener familia es bueno para el trabajo

  1. Estoy totalmente de acuerdo con la señora Aline Masuda. Soy madrileña, tengo 25 años, 3 hijos y una empresa de vestidos para bautizos: estidosparabautizos.com. La maternidad me ha cambiado el carácter con el que trato con clientes y empleados. Aprendes a mandar, a ser comprensiva y sobre todo a tener mucha paciencia. Me ha ayudado mucho ser madre. El artículo me va a venir bien para una amiga que está empeñada en criticar la maternidad, y en que estorba para una vida moderna. Si supiera lo equivocada que está…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: