Abr 082014
 


JORNADAS SOBRE INNOVACIÓN, EMPRENDIMIENTO

Y FINANCIACIÓN

Ramón Costa habló de estimular la intrapreneurship para innovar

Ramón Costa habló de estimular la intrapreneurship para innovar

Emprendedores e inversores de diferentes sectores volvieron a encontrarse en EADA en una de las citas más importantes del año: las IV Jornadas Centro de Emprendedores. El evento, organizado por el Centro de Emprendedores de EADA y que contó con el apoyo del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, acogió durante los dos días a varios expertos que explicaron las últimas tendencias en innovación, emprendimiento y financiación de proyectos. La detección de oportunidades, la relación entre creatividad e innovación, la financiación de proyectos y el liderazgo de equipos fueron los ejes centrales de las ponencias.

APROVECHAR OPORTUNIDADES

“En un entorno como el actual de cambios continuos las empresas necesitan profesionales que aporten ideas, que gestionen los cambios y que asuman nuevos retos, es decir, que rompan moldes”. Con esta valoración inició su ponencia Aprovechar la oportunidad desde dentro Ramón Costa, dynamic partner & cofunder de InPreneur y profesor asociado sénior de EADA. Para Costa, estos profesionales no hay que buscarse fuera sino dentro de la empresa: “Es lo que llamamos intraemprendedores, que son los agentes de cambio en una compañía. A nivel interno, deben detectar nuevos procesos para ser más eficientes y mejorar la productividad. Desde un punto de vista externo, estos perfiles tienen que identificar nuevas oportunidades de negocio, nuevos mercados, además de impulsar productos y servicios innovadores”.

Un proyecto que no tenga en cuenta el cambio es un fracaso seguro, aunque la idea de negocio sea muy buena

Pero, en su opinión, para que haya intraemprendeduría es necesario que las empresas cambien de actitud. Costa se refirió, principalmente, a dos errores muy comunes en las compañías: “Por una parte, la pérdida de talento, pues al no dejarles innovar muchas veces los profesionales con ideas creativas abandonan la empresa y crean su propio negocio y, por otra, el miedo al fracaso, ya que debido a la crisis las empresas se orientan cada vez más a resultados y no asumen que cualquier nuevo producto, servicio o mejora interna conlleva un cambio. Un proyecto que no tenga en cuenta el cambio es un fracaso seguro, aunque la idea sea muy buena”.

LIDERAZGO EN ENTORNOS FLEXIBLES

Por su parte, Jordi Assens, profesor y director del Programa de Dirección General PDG de EADA, habló de poder, autoridad y liderazgo para innovar dentro de una empresa. En su ponencia titulada Dirigir es liderar un equipo hasta el éxito, Assens se refirió a las tres preguntas básicas que debe hacerse el emprendedor: why, who y what. La primera cuestión responde a la misión del proyecto: por qué tiene fuerza y va a cambiar nuestras vidas. Según Assens, “si hay una misión clara se explica en una frase”. Y añadió: “Un buen proyecto es aquel que cuando nos lo explican nos interesa de inmediato y en el que queremos involucrarnos de alguna manera”.

Un buen proyecto debe estar liderado por un perfil resolutivo y habituado a los entornos cambiantes que tenga una relación estrecha con los miembros de su equipo, todos ellos con iniciativa y comprometidos con el proyecto

Jordi Assens reflexionó sobre el liderazgo de equipos comprometidos con el proyecto

Jordi Assens reflexionó sobre el liderazgo de equipos comprometidos con el proyecto

El who hace referencia a las personas que van a impulsar el proyecto. En su opinión, “deben ser perfiles con iniciativa, energía, muy comprometidos y apasionados con el proyecto, que estén liderados por una persona que motive al equipo y que tenga la capacidad de resolver problemas a gran velocidad”. Assens abogó por estructuras empresariales flexibles, nada jerarquizadas, en las que la relación entre el líder y el equipo sea muy estrecha, “pues si algún miembro de este equipo no se atreve a contradecir al líder o a plantearle alguna idea creativa entonces no habrá innovación”. El profesor de EADA apuntó que “en la actualidad los entornos son dinámicos y cambiantes, por lo que las empresas tienen que ser más flexibles para innovar más”.

Por último, el what responde a la cuestión de cómo llevar a cabo el proyecto. Para Assens, “no se trata de hacer estudios de mercado sino testear en el mercado el nuevo producto o servicio, planteando muchas hipótesis y cometiendo muchos errores hasta dar con la solución que funcione”.

RELEVANTES PARA EL TARGET

Otro de los ponentes fue Dan Peisajovich, fundador y director de Complot Escuela de Creativos, quien en la conferencia Creatividad para la innovación expuso algunos de los errores más comunes en los que caen las empresas a la hora de relacionarse con su target. En su opinión, uno de los principales es clasificar a nuestro público objetivo por rangos o categorías, como por ejemplo, nivel sociocultural o poder adquisitivo: “Esto es un error porque todos podemos ser parecidos pero, en realidad, todos somos diferentes, tenemos gustos e intereses distintos”.

Un momento de las jornadas en el que los asistentes tuvieron que resolver un caso práctico

Un momento de las jornadas en el que los asistentes tuvieron que resolver un caso práctico

A esto añadió que el target va cambiando con el tiempo, sobre todo porque va adquiriendo hábitos nuevos. Peisajovich puso el ejemplo de Coca-Cola, “una marca que al principio se vinculaba a la felicidad y que, desde hace algunos años, está siendo cuestionada por un público más comprometido con la salud que ha visto cómo este refresco con azúcar afectaba negativamente a la obesidad infantil”.

Otro aspecto que mencionó el ponente fue que “no siempre nuestro target va a acabar siendo el que más nos interesa”. Explicó el ejemplo de Timberland, una marca de calzado orientada a un público con alto poder adquisitivo que despertó el interés de un perfil más bajo identificado con los valores de la compañía. Según dijo, “puede ocurrir que la imagen de tu marca quede distorsionada por un público diferente al target definido inicialmente, que defiende los valores para demostrar que también puede comprar sus productos o servicios”.

FINANCIACIÓN

Un año más, las jornadas abordaron la cuestión de la financiación, uno de los principales problemas con los que se encuentran los emprendedores para impulsar un proyecto. En esta ocasión se habló de las ayudas europeas a las pymes tecnológicas. Para ello se contó con la presencia de Carmen Plasencia, CEO de Aromics, una empresa biotecnológica comprometida con el descubrimiento y desarrollo de nuevos fármacos y métodos de diagnóstico.
En su ponencia titulada Cómo apoya Europa la innovación y la iniciativa emprendedora, Plasencia, a partir de su propia experiencia en la búsqueda de financiación en el entorno europeo, explicó que “la principal traba con que se encuentran los emprendedores es que la Comisión Europea invierte en pymes que tienen un bagaje en el mercado y pueden demostrar la viabilidad del negocio, por lo que las spin-off suelen quedar fuera de esta cobertura”.

En cambio, la CEO de Aromics recomendó una nueva línea de subvenciones europeas que se denomina Horizonte 2020 y que prevé una partida de 8.000 millones de euros en un plazo de seis años. En su opinión, la principal ventaja es que la ayuda está enfocada a garantizar el crecimiento de las pymes, pues ofrece un business plan en tres fases: un plan de viabilidad del negocio, un plan de desarrollo –cómo vas a hacer crecer la empresa– y una fase de comercialización.

El Centro de Emprendedores de EADAAlumni ayuda a materializar proyectos emprendedores e intraempresa de alumnos y antiguos alumnos, asesorándolos, conectándolos y mentorizándolos con expertos en marketing, finanzas y start-ups

A esta línea de financiación cabe añadir el apoyo que ofrece el Centro de Emprendedores de EADAAlumni que desde 2011 ayuda a materializar proyectos emprendedores e intraempresa de alumnos y antiguos alumnos, asesorándolos, conectándolos y mentorizándolos con expertos en marketing, en finanzas y start-ups. De ello habló el director del centro, Manuel Marín, en la clausura de las jornadas, quien recordó que “se ofrecen hasta 20.000 euros de crédito colaborativo sin avales” y que “a los seis meses esas empresas pueden salir al mercado y pueden tener un Business Angel si lo necesitan”. Y añadió: “EADA no participa en la empresa sino que se limita a ayudar a los antiguos alumnos para que su proyecto pueda despegar”.

Ministerio de Industria, Turismo y Comercio

Ministerio de Industria, Turismo y Comercio

Deja un comentario