Mar 202014
 

DIGITALIZACIÓN DEL SECTOR RETAIL

Los centros comerciales se han puesto al día con las nuevas tecnologías. Tanto marcas como retailers se han replanteado sus estrategias de venta a partir de los soportes digitales con un doble objetivo: dinamizar las compras y fidelizar a los clientes. Sin duda, esta reinvención de los centros comerciales constata los retos que plantean las nuevas tecnologías en el sector retail y es también un ejemplo claro de las múltiples e innovadoras estrategias de venta que se pueden adoptar en cualquier negocio y que van a cambiar todavía más la relación con el shopper.

De todo ello habló Ana Berdié, profesora del programa de Retail Management de EADA, en la conferencia La digitalización de los centros comerciales en España, celebrada en EADA. Según explicó, “tras el descenso del número de visitantes en estos espacios y el progresivo aumento de cierre de locales, los medios digitales se convierten en uno de los principales estímulos para comprar”. ¿El motivo? “Porque ofrecen múltiples experiencias que emocionan y sorprenden al consumidor”.

ESTRATEGIAS DE VENTA DIGITALES

Berdié puso varios ejemplos de iniciativas innovadoras que ya se están llevando a cabo en muchos centros comerciales. Aparte de la apuesta por las apps y las redes sociales “que permiten al cliente recibir información sobre los puntos de venta de su interés nada más entrar en el centro comercial, generando un vínculo emocional y una mayor fidelización”, Berdié destacó el auge de experiencias basadas en la realidad aumentada: “No es lo mismo recrear una animación con un animal estático que con otro en realidad aumentada, pues en este último caso el público interactúa más, haciendo más fotos y compartiéndolo en las redes sociales”.

Nada más entrar en un centro comercial, el consumidor recibe en el móvil información sobre los puntos de venta de su interés, lo que genera un vínculo emocional y aumenta la fidelización

Otra estrategia que gana adeptos es la de los probadores virtuales, en que los clientes se ponen delante de una pantalla donde se pueden ver con diferentes prendas, incluso combinadas, sin tener que probárselas. “Esto es mucho más rápido y limpio, nada que ver con los probadores tradicionales en los que acostumbran a haber muchas perchas y prendas tiradas por el sueño”, explicó Berdié.

El punto de venta no es donde se realiza la transacción sino donde el consumidor toma la decisión de compra

Tampoco hay que olvidar los lineales virtuales, es decir, los paneles publicitarios digitales que sustituyen cada vez más los paneles de papel. Según la profesora de EADA, “esta experiencia va a seguir en alza porque permite llevar el producto y la comunicación allí donde está la persona”. En su opinión, “el punto de venta no es donde haces la transacción sino donde tomas la decisión”.

Otras aplicaciones digitales que mencionó Berdié son los cupones descuento vía smartphone, vending digital, tarjetas de fidelización virtuales, geolocalización de calles, tiendas y parking, e-menús –que consiste en seleccionar un menú a través de máquinas con pantallas táctiles, evitando las colas en horas punta– o la digitalización en el packaging –por ejemplo, realidad aumentada en las bolsas de compra–.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: