Jan 012013
 

Los Incoterms© 2010 regulan básicamente las obligaciones de las partes, la entrega de la mercancía y sus riesgos y los costes que asume cada parte compradora y vendedora.

En cuanto a las obligaciones, ambas partes (vendedor y comprador) están obligados a proporcionar toda la información necesaria para obtener todos los documentos y permisos para realizar los trámites de exportación e importación que se necesiten y que permitan el transporte. Se trata de un nivel de colaboración que con los Incoterms© 2000 no era obligatorio. Si el comprador aduce que el exportador no ha facilitado todos los documentos necesarios, puede negarse al pago de la mercancía.

Por ejemplo que sea necesario un certificado sanitario y no se haya enviado. El importador verá bloqueado su despacho de importación o alternativamente obligado a realizar análisis previos de la mercancía con los consiguientes costes y retrasos que conlleve.

Por ello es muy importante informarse exactamente de los documentos necesarios. Éstos se deben incluir en el contrato de compraventa. Una de las recomendaciones es solicitar por escrito una relación previa de todos los documentos y todas las salvedades o exigencias solicitadas por el comprador previamente a la realización de la operación comercial.

Como ya se ha dicho, los Incoterms© no regulan ni las condiciones de pago ni la transferencia de la propiedad ni la ley aplicable.

Las condiciones de pago serán reguladas mediante un acuerdo entre las partes.

Por su parte, la transferencia de la propiedad o bien queda determinada por contrato mediante la inclusión de cláusulas de reserva de dominio o bien la transferencia de la propiedad es de plena aplicación cuando hay una entrega de los conocimientos de embarque.

Finalmente, la ley aplicable ha de quedar claro que no es un aspecto regulado por los Incoterms© ya que hay gente que piensa que si se utiliza un incoterm en el país de origen la ley aplicable será la de ese país, pero ello no sucede de esa manera.

Leave a Reply