Ene 012013
 

Siguiendo con los pasos para exportar, una vez hemos decidido dónde vamos a ir, a quién nos vamos a dirigir, qué vamos a ofrecer, y hemos concretado el producto, el precio y el canal de distribución hay que hacer unas acciones de seguimiento y de control de los costes incurridos y de los resultados parciales obtenidos y si es necesario, ejecutar medidas de corrección.

Es decir, es importante realizar:

  • Un seguimiento continuado de las acciones que se vayan realizando de acuerdo con el plan
  • Un seguimiento de los resultados de estas acciones
  • Un control de los gastos que se vayan ocasionando

Si vemos que algo no sale según lo previsto, hay que reaccionar y poner en marcha acciones de corrección, como por ejemplo hablar y tomar decisiones con respecto nuestro representante.

Si por ejemplo los gastos se están disparando hay que averiguar por qué está sucediendo y también hay que hacer el seguimiento de las ventas de nuestros productos.

A su vez, es importante indagar en la opinión del consumidor de ese país, de su grado de satisfacción con nuestro producto, si repetirá la compra, y si conoce ya nuestra marca y si cree que se puede mejorar el producto.

No se trata sólo de saber que el producto ya se está vendiendo, sino que es importante también tomar medidas en este sentido y ello supone tener que hacer acciones como pueden ser encuestas o entrevistas, haciendo así un seguimiento de forma proactiva de lo que realmente está sucediendo en ese país en todo lo relacionado con nuestro producto.

No se trata sólo de ver si nos acercamos a nuestros objetivos de venta, sino también de ver si estamos dando la imagen de marca que deseábamos dar y de si existen fallos en el producto que es necesario conocer, entre otras cosas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: