Ene 012013
 

Los riesgos en operaciones de comercio internacional en los que intervienen Incoterm© se aseguran contratando un seguro de riesgo.

El convenio CMR regula el transporte terrestre, establece y determina el régimen de responsabilidad del transportista, el cual es independiente de que éste decida o no cubrirla (aunque sea parcialmente) mediante la contratación de un seguro.

Como preámbulo indicar que las siglas CMR se corresponden a la abreviatura de “Convection Relative au Contrat de Transport International de Marchandises par Route”.

Las condiciones CMR abarcan la responsabilidad del transportista desde que recibe las mercancías hasta la entrega de las mismas en el destino especificado en el contrato y hasta el retraso que se produzca en la entrega de las mismas, aún cuando no se haya producido daño en la mercancía transportada. Únicamente son válidas para el transporte terrestre por carretera.

Desde el punto de vista del seguro, la póliza CMR en principio no debe cubrir los daños consecuencia de la demora, a no ser que así se pacte y se haga constar expresamente en la póliza. Es más, la demora nunca está cubierta en póliza alguna de transporte por cuanto estamos en el terreno de los seguros de daños; tanto es así que en las cláusulas inglesas de cobertura, aún siendo las más amplias del mercado internacional, los daños por demora están siempre excluidos, incluso en los casos en que la demora sea consecuencia de alguno de los riesgos cubiertos.

En relación con el tema del seguro de los riesgos se pueden establecer las siguientes precisiones:

  • Puede darse el caso de que el valor de las mercancías supere el límite de indemnización por responsabilidad del transportista regulado en el artículo 23.3 del Convenio CMR (8,33 DEG/kg bruto). Entorno a 10 euro/kg bruto.
  • Pueden producirse situaciones que provoquen pérdidas, daños o retrasos en la entrega de las mercancías que no sean responsabilidad del transportista. Tanto si el transportista contrata dicho seguro como si no lo hace, debe responder ante el cargador por la pérdida, avería o demora en la entrega, según contempla el citado convenio.
  • El cargador evita así depender del éxito de su reclamación al transportista y de que éste responda o no.
  • Dentro del convenio CMR el seguro del transporte por carretera incluye incendio, rayo o explosión, o bien accidente del medio de transporte. A su vez, no obstante, se excluyen las derivadas de dolo o mala fe, retraso, vicio propio de la mercancía, insuficiencia o deficiencia de embalaje. Por su parte, se suelen excluir de la cobertura algunos tipos de mercancía como es el caso de la perecedera, los animales vivos, las mercancías peligrosas o los objetos valiosos, entre otras cosas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: