Ene 012013
 

Una vez hemos decidido cuáles son los factores que vamos a incluir en el análisis adicional de los países que hemos elegido –factores que como explicamos anteriormente– van más allá de la demanda, como por ejemplo el coste, el margen de beneficio, o la capacidad de producción necesaria- ya vamos a poder identificar y seleccionar finalmente cuáles van a ser aquellos países a los que nos interesa de verdad ir.

El orden en el que vamos a ir a vender nuestros productos o servicios lo determinará el nivel de oportunidad presente y futuro y nuestro potencial de presencia y crecimiento.

El resultado final de este análisis adicional (primero debe realizarse un análisis de los países a los que exportar productos) puede ser la creación de una matriz en la que visualmente se vean cuáles son los países que finalmente hemos seleccionado y cuál va a ser el orden de entrada en estos países según las prioridades que hemos marcado en el paso anterior.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: