Ene 012013
 

Una vez hemos sido capaces de identificar las oportunidades de negocio en cada uno de los países a los que queremos exportar productos utilizando, entre otras herramientas, el análisis dafo y el análisis del macro y del microentorno, lo que hay que hacer es una ordenación de todos aquellos mercados en los que hemos detectado una oportunidad para nosotros.

La prioridad tenemos que marcarla nosotros en función del potencial actual y futuro y de nuestras posibilidades de éxito, ya que no son todos los países iguales en tema de oportunidad de negocio. No nos referimos sólo a un tema de que haya más o menos demanda, sino también a un tema de costes lo cual al final se traduce en márgenes que no van a ser los mismos en unos países que en otros.

Son varios los criterios clave para ordenar cada uno de estos mercados en los que hemos identificado una oportunidad. Por ejemplo:

  • La cantidad de producto que podemos vender en estos países
  • El coste que puede suponer ir a venderlo
  • La adaptación de productos
  • La promoción
  • En el caso de existir competencia en estos países, qué hueco nos podemos ganar en estos países
  • Cual va a ser el posible margen de beneficios


Se trata de hacer un análisis posterior y complementario de cada uno de esos mercados en los que ya sabemos que hay oportunidad de negocio por haber hecho el análisis previo de macro y de microentorno. Ello nos permitirá priorizar a qué país vamos a ir primero y establecer un orden entre ellos, e incluso puede ser eficiente y económico ir a varios países al mismo tiempo cuando por ejemplo forman parte de una misma integración económica o mercado común.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: