Dic 052012
 

David Parcerisas

Presidente del Patronato de la Fundación EADA

Acaba de publicarse el ranking del Financial Times sobre las mejores escuelas de negocios europeas del 2012. Para elaborar la clasificación definitiva de las mejores escuelas europeas, el prestigioso rotativo británico realiza un promedio sobre los diversos rankings elaborados a lo largo del añoy que hacen referencia a los diferentes programas, además de otras valoraciones acerca del cuerpo docente. Es curioso ver cómo una publicación tan temida por nuestros políticos tiene en tanta consideración nuestras escuelas de negocios. Concretamente, entre las 25 primeras hay cuatro y tres son de Barcelona, algo absolutamente inédito en el resto de Europa. Entre las cientos de escuelas de management que hay en Europa, el rotativo ha considerado al Instituto de Empresa (Madrid), Esade, Iese y EADA entre las mejores.

Para una ciudad como Barcelona, para sus ciudadanos y sus administradores, debería ser motivo de orgullo y de reflexión. En Europa, París y Londres se acercan a Barcelona.

En medio de la depresión colectiva por la crisis económica, los escándalos de corrupción, el desconcierto de los resultados electorales recientes, la inoperancia de los partidos políticos, la burocratización de las administraciones públicas, los desahucios por las hipotecas, el filibusterismo de las entidades financieras…, uno se pregunta: con una imagen de país tan negativa, ¿cómo es posible? A lo mejor, podríamos aventurarnos a dar alguna respuesta:

  1. Las tres instituciones de Barcelona son privadas.
  2. No tienen las rigideces ni las restricciones de las instituciones públicas y, por tanto, tienen mayores grados de flexibilidad.
  3. Se fundaron en momentos de gran crecimiento del mercado interior (a finales de los años cincuenta) y en ese contexto pudieron consolidar una posición en su propio territorio.
  4. Esto se hizo en estrecho contacto con el tejido empresarial. Desde su origen, son instituciones que escuchan al mercado y diseñan sus productos a partir de las necesidades de sus clientes.
  5. La competencia local ha sido siempre percibida como positiva y ha obligadoamejorar constantemente buscando referentes de excelencia en otros países.
  6. Hace más de veinte años que emprendieron el proceso de internacionalización. Hoy, su mercado es el mundo.
  7. Con esta visión global, muchos programas se desarrollan desde hace años íntegramente en inglés, que se ha convertido en el idioma de relación internacional.
  8. En épocas difíciles han continuado invirtiendo para atraer el talento de los mejores profesores y también de los mejores alumnos. En definitiva, han invertido en una política a largo plazo, algo inusual en otros campos.
  9. Han construido un network de antiguos alumnos alrededor del mundo.
  10. Se han dotado de gestores profesionales que, más allá de las ideologías y valores propios de cada institución, son personas de reconocido prestigio en el sector, altamente respetadas a nivel internacional.

Habrá que empezar a considerar que el esfuerzo ha valido la pena y que la reputación de Barcelona, en una pequeña parte, también se ha construido desde la excelencia de sus escuelas de negocios. Creo que la ciudad de Barcelona y, por extensión, Catalunya deben sentirse orgullosas y ver que no todo son noticias negativas, que hay maneras de hacer las cosas que dan buen resultado. Sobre todo si nos levantamos temprano, bien temprano.

Publicado en La Vanguardia
5 de diciembre de 2012

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: