May 102012
 

Rafael Sambola, profesor de EADA

Rafael Sambola Sambola
Economista y Director del Máster en Dirección Financiera de EADA y Responsable del estudio económico.

 


 

  • Pese a los recortes, las empresas vuelven a perder rentabilidad
  • Los contención del gasto se demuestra insuficiente: el 27% de las empresas tiene pérdidas; las demás pasan del 8,7%  al 6,7% de rentabilidad
  • Se endurecen las condiciones de acceso al crédito
  • Las ventas descienden por primera vez en tres años
  • Los plazos de cobro se alargan por tercer año consecutivo

 Barcelona, 10 de mayo de 2012. Durante el año 2011, las empresas españolas continuaron aplicando medidas de fuerte restricción del gasto, particularmente en el apartado de personal. Pese a que esta política dio sus frutos en años anteriores, las empresas están llegando al límite de su capacidad de reducir costes. En paralelo, la actividad económica se ha contraído, ya que las ventas decrecieron un 1,1% respecto al año 2010. El resultado de todo ello es que durante 2011 el 27% de las firmas tuvo pérdidas y las restantes vieron como su rentabilidad se reducía dos puntos, pasando del 8,7%, al 6,7%.

Estos son algunos de los datos y conclusiones que se desprenden del estudio anual “Tercer Diagnóstico Financiero de la Empresa Española” presentado hoy en la escuela de negocios EADA, conjuntamente con la patronal PIMEC. El estudio ha sido dirigido por Rafael Sambola, profesor de finanzas de dicha escuela, y se basa en una encuesta a 300 directores financieros de empresas españolas de todos los sectores y tamaños.

Junto a la pérdida de rentabilidad y al descenso de facturación, las empresas constatan una creciente dificultad para financiarse: dos tercios de las compañías han tenido restricciones de acceso al crédito y al 73% les han endurecido las condiciones de otorgamiento de préstamos. Además, la mayoría de las firmas han sufrido un incremento de las comisiones y de los tipos de interés.

Otro factor coadyuvante en la pérdida de rentabilidad ha sido el deterioro de las condiciones de cobro. Destaca el fuerte incremento de la morosidad, que ha pasado del 3 al 8% del total de la facturación. En paralelo, los plazos de cobro se han alargado por cuarto año consecutivo, tal como muestra el gráfico.

Para hacer frente a la situación las empresas han tomado varias medidas, el 55% de ellas han reducido gastos de personal, los gastos generales el 53%, los inventarios el 38% y las inversiones no corrientes el 34%.

Para el profesor Sambola, “los recortes en gastos son necesarios y han contribuido a que la empresa española sea hoy más eficiente y productiva que al inicio de la crisis; pero para que las compañías obtengan la rentabilidad necesaria para crear empleo necesitan además políticas orientadas al crecimiento: desarrollo comercial y exportador y una inversión decidida en I+D+I”.

Más alentadoras son las previsiones que manifiestan las empresas para 2012, que reforzarán su actividad comercial en el 66% de los casos, desarrollarán nuevos productos (54%) y dedicarán esfuerzos a su expansión internacional (34%). El contrapunto sigue siendo la creación de empleo: el 85% de las empresas mantendrán o reducirán plantilla, frente al 15% de empresas que la aumentarán.

Aquí puedes descargar el Informe Completo

 

Por: Rafael Sambola

Actualización 26 de febrero de 2013:
Convovatoria del IV Diagnóstico Financiero de la Empresa Española

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: